La Traviata de Verdi, öpera Visita Guiada a cargo de Enrique Caride

ÓPERA VISITA GUIADA

Día: Miércoles 6 de agosto
Horario: 19.30 hs
Dirección: Tucumán 1646 (Asoc. Dante Alighieri)
Entrada libre y gratuita

Ópera Visita Guiada es un ciclo de presentaciones audiovisuales para todo público, proyectado originalmente como exclusivamente didáctico resulta, además, muy apropiado para el público con el hábito de frecuentar el género. Está realizado utilizando un lenguaje llano, y sin términos específicos, de modo de obtener un producto que resulte de asimilación inmediata por parte del público. En cada presentación se "visita" una obra en particular, recorriendo los pasajes de mayor significación musical con el subtitulado correspondiente, y narrando el resto de la obra con la proyección de diapositivas en secuencia argumental, todo en pantalla gigante. Antes se presenta una evocación del autor, del compositor, y una exposición de las circunstancias y particularidades que enmarcaron la creación de la obra. Se dosifican las imágenes de vídeo y las fotográficas para provocar el trabajo de concepción individual en cada asistente, quien al serle ofrecida una ilustración del marco estético (conformación del entorno) desarrolla dicha percepción con mayor intensidad y logra una adecuada concentración en las formas musicales como objetivo central de la muestra.

En este caso se realiza la visita a "La Traviata" de Giuseppe Verdi, como presentación de Enrique Caride en su incorporación al Centro Integral de Educación Cultural.


"Breve Reseña de "La Traviata" de G. Verdi.

"No tengo nada que esconder. Una mujer vive conmigo. Es una mujer libre, independiente... Ni ella ni yo le debemos cuentas a nadie. ¿Quién sabe si actuamos bien o mal? ¿Y por qué no estaría bien? Y si estuviera mal¿quién tendría el derecho de lanzarnos el anatema?"...La mujer es la prima donna Giuseppa Strepponi; el autor dela carta, Giuseppe Verdi; la fecha, 1852, el año del escándalo de La dama delas camelias, drama de Alejandro Dumas hijo. Un año más tarde, Verdi acaba su ópera basada en la obra teatral: La Traviata rasga el lujoso telón del teatro de La Fenice. Tras vitorear el primer acto, el público, poco a poco, deja de aplaudir. Un fracaso. Por culpa de los cantantes, dicen los historiadores; ¿por culpa mía? se pregunta Verdi, añadiendo: el tiempo lo dirá. Aunque haya rectificado con rapidez, el público reaccionó con coherencia en el estreno de la obra: sólo habituado a dramas exóticos, lejanos en el tiempo o en el espacio, fue preso de un indescriptible malestar al verse retratado en el escenario, con sus deseos y también con sus miserias. Verdi había levantado el telón que esconde los misterios encerrados entre cuatro paredes. Y allí, donde vive su Traviata, Verdi celebra la mujer madura, y no por la edad; la marginación, la diferencia del personaje son el soporte y el germen de libertad, o por lo menos, sueño de libertad... Sempre libera, canta ella.

Giuseppe Verdi compuso La Traviata con gran facilidad y en un verdadero arranque de entusiasmo. Tras haber terminado algunos esbozos, comenzó el trabajo inmediatamente después del estreno de Il trovatore; 45 días después puso fin a la partitura. El estreno tuvo lugar en el Teatro de la Fenice de Venecia, el 6 de marzo de 1853, y constituyó uno de los fracasos más dolorosos del compositor. Un año más tarde un nuevo montaje de la obra obtuvo un éxito colosal.

Precisemos: la sociedad no reprocha a Violeta su vida alegre o disoluta. La prostitución, de alto lujo en este caso, estaba tan bien considerada y practicada ayer como hoy. Lo que la moral, o el poder, no pueden perdonar a Madamigella Valéry es su decisión de cambiar de vida... para amar y ser amada, o como lo dice mejor ella misma: "esser amata amando", el amor, en todo tiempo y lugar, es subversivo. La Traviata, es decir, la extraviada, es el otro nombre de la poderosa Afrodita. Enrique Caride